POR LA VUELTA AL AIRE DE RADIO EL GRITO

NO ACALLARÁN A LOS MEDIOS COMUNITARIOS

El día lunes 11 de marzo de 2019 a las 15:30hs, personal del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) arribó a las instalaciones de Radio El Grito a comunicarnos que nuestra señal estaba produciendo interferencias dentro de la banda asignada al Servicio Móvil Aeronáutico, afectando las comunicaciones de aproximación y despegue de aeronaves al ACC de Mendoza (Centro de Control de Área Mendoza).

Sin oponer ningún tipo de resistencia, accedimos inmediatamente al pedido de dejar de transmitir a través de la FM 95.5 MHz hasta tanto encontrásemos el desperfecto en nuestra planta transmisora que pudiera estar generando dicha interferencia y personal matriculado del Consejo Profesional de Ingeniería de Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (CoPITEC) constatase que dicha interferencia -si realmente existiera- fuera eliminada.image.png

El día jueves 14 de marzo de 2019, minutos antes de que cierre sus puertas la oficina de la delegación Córdoba de ENACOM y cumpliendo el plazo de 3 (sí, tres) días hábiles presentamos el descargo al Acta de constatación e inspección labrada por los técnicos representantes del Ente en nuestra radio comunitaria.

El día lunes 18 de marzo de 2019, el ingeniero Electrónico Gabriel E. Baudon de ARD Asesoría en Radiodifusión cuyo personal se encuentra matriculado en el CoPITEC, corroboró que los equipos de nuestra emisora producían la interferencia mencionada. De inmediato procedimos a reparar el desperfecto técnico solucionando en el momento la situación, dejando desde entonces de producir interferencia alguna

El próximo día viernes 22 de marzo presentaremos el informe técnico con toda la documentación que acredita la inexistencia de interferencias por parte de nuestra emisora.

Entendemos que dicha presentación es suficiente para que ENACOM nos autorice de inmediato a continuar con nuestras emisiones regulares, teniendo en cuenta que venimos transmitiendo y ejerciendo los derechos a la información, a la comunicación y a la libertad de expresión en el Valle de Traslasierra, Córdoba, de forma ininterrumpida desde hace más de 12 (doce) años.

Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, el gobierno nacional ha manejado la política comunicacional contrariando todos los principios establecidos en la legislación nacional y en los tratados internacionales de derechos humanos.

Primero con el decreto 267/2015 que creó el ENACOM, afectó la plena vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522) y transgredió derechos consagrados en esa ley, en la Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales de Derechos Humanos incorporados en ella, así como los estándares internacionales sobre libertad de expresión sostenidos por diversos organismos que entienden de la materia.

Luego con una serie de resoluciones del ENACOM, como la resolución 9436 E/2016 que habilita a la Dirección Nacional de Control y Fiscalización para declarar la ilegalidad, la clausura, el decomiso o secuestro de equipos en casos de interferencias sobre el Servicio Móvil Aeronáutico o el Servicio de Radionavegación Aeronáutico utilizados en aeropuertos o aeródromos.

En este caso, observamos una sofisticación del argumento sostenido durante muchos años por el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) en la época anterior a la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Decimos sofisticación porque la mencionada resolución establece plazos casi siempre imposibles de cumplir para las radios comunitarias (como otorgar sólo tres días hábiles de labrada un acta de constatación e inspección para presentar el descargo), costos muchas veces inaccesibles (a partir de 15 mil pesos sólo para una comprobación y testeo de equipos por parte de ingenieros matriculados en CoPITEC), otorgándose el propio Estado plazos extremadamente laxos para responder los descargos e informes técnicos de nuestras emisoras (45 días, con posibilidad de prórrogas indefinidas). Asimismo, aprovechando el argumento de las posibles interferencias sobre el Servicio Móvil Aeronáutico, declaran la ilegalidad de nuestras emisoras, cuando es el propio Estado quien no ha cumplido con el llamado a concurso para el otorgamiento de licencias que permitan a las radios comunitarias ajustarnos a derecho. En el caso de nuestra emisora comunitaria Radio El Grito FM 95.5 MHz nos encontramos censados desde el año 2010 en el marco del “Relevamiento obligatorio de los servicios operativos de radiodifusión sonora y de licencias , autorizaciones permisos precarios provisorios -Resolución 1/2009” realizado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) entre el 15 de enero y 15 de marzo del año 2010, como paso previo al llamado a concurso para el otorgamiento de licencias a las radios comunitarias. Concursos que aún hoy seguimos esperando.

La censura y la persecución a radios comunitarias se ha convertido en una política de Estado.

Sin embargo, desde Los Hornillos, valle de Traslasierra, Córdoba, Argentina, decimos:

POR LA VUELTA AL AIRE DE RADIO EL GRITO FM 95.5 MHz NO ACALLARÁN A LOS MEDIOS COMUNITARIOS